Seleccionar página

La hipertensión es el factor de riesgo más importante en el Ictus, casi el 70% de los pacientes de ictus tienen hipertensión arterial.

Una medicación adecuada puede reducir hasta en un 48% el riesgo de ictus.

Según la Dra. Moliner del Hospital Vithas de Sevilla «si se realizara un control exhaustivo de los factores de riesgo exógenos como la diabetes, el tabaquismo, el alcoholismo, el colesterol, el sedentarismo o el sobrepeso, su prevalencia se reduciría un 70 por ciento»

Si unimos la medicación a un diagnóstico correcto del ictus las cifras podrían reducirse considerablemente.

Para más información puede acceder a la noticia en El Correo de Andalucía

Share This