Seleccionar página

Castilla y León tiene un claro problema de recursos debido a los puntos negros del ictus

Los hospitales de Ávila, Zamora, Aranda de Duero, El Bierzo y Miranda de Ebro carecen de medios para aplicar medidas eficaces en un accidente cerebrovascular, se trata de centros donde no puede aplicarse el medicamento que en las primeras horas de aparición pueden vencer al Ictus, o bien zonas sanitarias donde no cuentan con un neurólogo de guardia las 24 horas.

Los pacientes que sufran un ictus en las zonas de influencia se verán con dificultad para acceder a los avances que se están dando en el tratamiento del ictus.

Este hecho unido a la falta de conocimiento de los síntomas del ictus tanto en la población como en muchos centros de salud hacen que una patología grave y urgente, no sea tratada adecuadamente.

Sólo podremos conseguir cambiar esta situación cuando los afectados reclamen por sus derechos, lamentablemente parece la única forma para conseguir una sanidad acorde a los avances médicos. Hoy EL NORTE DE CASTILLA nos trae información sobre estos puntos negros del ictus en Castilla-León

Sé parte del cambio! comparte en redes: