Seleccionar página

Cierre percutáneo de la Orejuela

En el transcurso del año 2022, más de 1,500 procedimientos de cierre de orejuela han sido realizados, emergiendo como una alternativa revolucionaria para pacientes con fibrilación auricular. En el Día Mundial del Corazón, dirigimos nuestra atención hacia este procedimiento percutáneo, una opción valiosa especialmente diseñada para aquellos que no pueden optar por anticoagulantes convencionales.

Avances en Medicina y Fibrilación Auricular:

La fibrilación auricular, una arritmia que afecta a más de un millón de españoles, puede conducir a la formación de coágulos sanguíneos que aumentan el riesgo de ictus. Aunque la mayoría de los afectados llevan una vida normal con tratamientos que incluyen hábitos saludables, la toma regular de anticoagulantes, como el Sintrom, no está exenta de riesgos y efectos secundarios.

Cierre Percutáneo de Orejuela: Una Operación Innovadora:

Desde el 2002, el cierre percutáneo de la orejuela ha sido una opción para aquellos pacientes que no pueden tomar anticoagulantes, un 2-3% de los cuales experimenta complicaciones hemorrágicas. Respaldado por la Sociedad Científica Europea de Cardiología como una operación segura y efectiva, este procedimiento ha ganado reconocimiento en el último año con 1,544 intervenciones realizadas.

Proceso y Beneficios del Cierre de Orejuela:

La operación, realizada por un cardiólogo intervencionista, implica la introducción de un dispositivo de cierre, como el Watchman, a través de un catéter en la orejuela izquierda del corazón. Este dispositivo previene la formación de coágulos al cerrar la orejuela, y el paciente, tras un breve período de observación, puede prescindir de anticoagulantes, optando solo por un tratamiento con Aspirina durante seis meses.

Detectando la Fibrilación Auricular: Síntomas y Factores de Riesgo:

La fibrilación auricular puede pasar desapercibida, y su detección a menudo ocurre durante revisiones médicas rutinarias. Síntomas como palpitaciones, debilidad, fatiga, entre otros, pueden indicar esta arritmia, que afecta principalmente a personas mayores de 75 años. Los factores de riesgo incluyen presión arterial alta, ataque cardíaco, y trastornos cardíacos congénitos, entre otros.

Perspectivas Futuras y Alternativas Innovadoras:

El cierre de orejuela representa un paso hacia la personalización de tratamientos para pacientes con fibrilación auricular. Su papel en la liberación de aquellos que no desean depender permanentemente de anticoagulantes destaca su importancia en la evolución de las opciones terapéuticas. En el futuro, se espera que procedimientos innovadores como este sigan transformando la atención médica y ofreciendo alternativas efectivas y seguras para diversas condiciones cardíacas.

Para más información:

Revista española de Cardiología

Clínica Universidad de Navarra

Comunidad de Madrid

Sé parte del cambio! comparte en redes: