Seleccionar página

El ictus isquémico representa uno de los mayores retos para la medicina actual, siendo la principal causa de discapacidad y dependencia en el mundo. Este tipo de accidente cerebrovascular, que ocurre cuando el flujo sanguíneo al cerebro se ve abruptamente interrumpido por un coágulo, afecta a millones de personas cada año. En España, por ejemplo, se registra un caso cada 6 minutos, sumando aproximadamente 175,000 casos anuales, de los cuales un tercio resulta en algún grado de dependencia.

Descubrimiento de la UIB

Un reciente descubrimiento por parte de investigadores de la Universidad de las Islas Baleares (UIB) podría cambiar el panorama de tratamiento y recuperación para quienes sufren esta condición.

Proteína PATJ

El equipo de investigación en Neurobiología Celular de la UIB ha identificado a la proteína PATJ como un elemento crucial en la recuperación de las zonas cerebrales afectadas por un ictus isquémico. Este hallazgo abre la puerta a la creación de nuevos medicamentos que puedan acelerar significativamente la reparación del tejido cerebral dañado.

El estudio, liderado por el doctor Cristòfol Vives-Bauzà, comenzó en 2019 con un enfoque en 2,480 pacientes que habían sufrido un ictus, buscando determinar el factor genético que influía en una recuperación más efectiva. La investigación reveló que la expresión del gen relacionado con la proteína PATJ jugaba un papel determinante en la revascularización de la zona afectada, permitiendo una mejor formación de nuevos vasos sanguíneos que aportan oxígeno y nutrientes esenciales para la recuperación del área dañada. Aquí puedes acceder al informe de la UIB 

A quién puede beneficiar

Este avance no solo es significativo por la esperanza que representa para mejorar la calidad de vida de los pacientes afectados, sino también porque hasta el momento no existen fármacos eficaces para tratar directamente las lesiones cerebrales resultantes de un ictus. La proteína PATJ se encuentra directamente implicada en los procesos de creación de nuevos vasos sanguíneos en el cerebro, un paso crítico para la reparación del tejido cerebral.

Publicado en la revista científica Cell Death Discovery, del grupo Nature, este descubrimiento destaca la importancia de la revascularización regulada por PATJ como un proceso indispensable para la regeneración de la lesión cerebral. No obstante, el doctor Vives-Bauzà señala que aún se requiere investigar cómo este proceso se relaciona con la formación de nuevas neuronas y su interacción para una recuperación total del área afectada.

Este hallazgo representa un rayo de esperanza no solo para aquellos que sufren de ictus isquémico, sino también para el campo de la neurociencia y la medicina regenerativa, marcando un posible antes y después en el tratamiento de una de las enfermedades más devastadoras a nivel global.

Enlaces

Para más información puede acceder a los siguientes enlaces:

Diario de Mallorca
Universidad de Baleares
Europa Press

Sé parte del cambio! comparte en redes: