Seleccionar página

El Diario de Sevilla recoge hoy en su edición la condena a la aseguradora de la Clínica Quirón de Sevilla como consecuencia de la negligencia médica que dejó minusválida a una sevillana al no serle detectado un ictus cerebral.

La paciente presentó uno de los síntomas más claros del ictus, una pérdida de sensibilidad en un brazo y pese a ello no fue remitida a neurología.

Debido a este error diagnóstico la paciente no pudo beneficiarse de tratamiento que habría evitado que su ictus se repitiese con secuelas permanentes

lamentablemente estos casos suelen repetirse sin que el paciente sea consciente de su derecho a reclamar. Si conoces algún caso similar contacta con los abogados especialistas en daños cerebrales, es la única forma para evitar que estos casos vuelvan a repetirse

Sé parte del cambio! comparte en redes: