Seleccionar página

las partículas de hollín que desprenden ciertos motores diesel en mala combustión producen inflamaciones y obstrucción de vasos cerebrales, implicando un aumento del riesgo de padecer un ictus de hasta un 20%. conclusiones a las que llega un estudio llevado a cabo en el Hospital del Mar y el Instituto de Salud Global según informa hoy LA VANGUARDIA 

Sé parte del cambio! comparte en redes: