Seleccionar página

La Importancia del TAC y la Resonancia Magnética en el Diagnóstico y Tratamiento del Ictus

Un diagnóstico correcto en ictus

En el mundo de la medicina, la rapidez y precisión en el diagnóstico de un ictus puede significar la diferencia entre la recuperación y el desenlace fatal o la discapacidad permanente. Un error diagnóstico en los momentos iniciales del desarrollo del ictus puede impedir la recuperación del paciente

La importancia del TAC en el diagnóstico del ictus

Antonio López Rueda, miembro de la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM) y especialista en Neurorradiología en el Hospital Universitario de Bellvitge, enfatiza la crucial importancia de la tomografía computarizada (TC) y la resonancia magnética (RM) como herramientas de elección para el diagnóstico preciso de esta condición. Durante su participación en el 37° congreso nacional de la SERAM, Rueda compartió valiosos conocimientos sobre los protocolos en el código ictus, destacando el papel indispensable de estas tecnologías.

Cuando se sospecha un ictus, el procedimiento estándar implica realizar una TC craneal para determinar si se trata de un ictus isquémico, causado por la oclusión de una arteria cerebral, o un ictus hemorrágico, resultado de la rotura de una arteria. La interpretación adecuada de esta prueba por un radiólogo capacitado es esencial, ya que este profesional posee el entrenamiento específico para extraer la máxima información posible y facilitar un diagnóstico preciso.

La gravedad del ictus

El correcto diagnóstico del ictus es apenas el primer paso hacia el tratamiento efectivo. En España, donde se estima que se producen entre 100,000 y 130,000 nuevos casos de ictus al año, la enfermedad representa la primera causa de discapacidad y la segunda de muerte, siendo especialmente letal entre las mujeres. Estas cifras subrayan la urgencia de contar con procedimientos diagnósticos y terapéuticos eficaces, recordamos el artículo Ictus: Síntomas, Negligencia Médica y Reclamación de Indemnización

Tratamiento precoz del ictus

La trombectomía mecánica se presenta como uno de los tratamientos más revolucionarios y efectivos para el ictus isquémico en la última década. Este procedimiento endovascular, llevado a cabo por neurorradiólogos intervencionistas, consiste en la extracción del trombo que obstruye la arteria cerebral, restableciendo el flujo sanguíneo y mejorando significativamente el pronóstico y la sintomatología del paciente. Puedes leer nuestros artículos: Trombectomía Quirúrgica: Una Guía Completa del Proceso

Aumento de los ictus en Europa

La expansión del ictus en Europa es alarmante, con previsiones que indican un incremento del 34% en nuevos casos, un 25% en supervivientes con discapacidad, y un 45% en muertes por esta causa hacia 2035. Estas proyecciones refuerzan la necesidad de avanzar en la investigación, diagnóstico y tratamiento del ictus, así como en la formación especializada de profesionales en radiología y neurorradiología para enfrentar este creciente desafío.

La colaboración entre radiólogos, neurólogos y otros especialistas es fundamental para mejorar los resultados en pacientes con ictus, utilizando las tecnologías más avanzadas y los procedimientos más innovadores disponibles. La lucha contra el ictus es una prioridad en la agenda médica global, y la tomografía computarizada y la resonancia magnética están en el corazón de esta batalla, ofreciendo esperanza y salvando vidas cada día.

para más información:

iSanidad

Redacción Médica

Comparte este artículo pinchando en los iconos:

Publicaciones relacionadas.