Seleccionar página

Las personas acompañadas tienen menos riesgo de morir por ictus

La sorprendente noticia que trae hoy EL PAÍS, acerca del aumento de riesgo de fallecimiento por no estar casado tiene una explicación que desarrolla el artículo.

Las personas casadas suelen estar acompañadas en el momento que comienzan los síntomas, algo que permite una disminución del tiempo hasta la llegada al Hospital.

Como llevamos tiempo repitiendo, el ictus tiene tratamiento pero hay que acudir al Hospital con rapidez, esto acompañado de un diagnóstico correcto una vez en el hospital, permitirá la aplicación de la medicación dentro de las primeras horas.

Las personas que no están acompañadas en el momento de los síntomas, entre los que se encuentran los no casados, pueden encontrarse desamparados cuando comienza el ictus y pueden retrasar su entrada en el hospital.

Todas las estadísticas tienen su secreto.

Sé parte del cambio! comparte en redes: