Seleccionar página

Un fármaco todavía en experimentación prueba su éxito.

El maleato endonérpico (ME), según indica la revista Science podría promover la plasticidad sináptica y la recuperación funcional tras un daño cerebral similar al asociado al ictus.

Ya se había demostrado que el ME une a la proteína CRMP-2, que tiente gran importancia en el restablecimiento de conexiones entre diferentes partes del cerebro después de una lesión.

Tras inducir lesiones cerebrales en ratones y comparar la actividad del ME con la de otro fármaco control, se constató que sólo el primero mejoró los resultados de la terapia física.

Este efecto beneficioso no tuvo lugar en ratones deficientes en el gen CRMP-2, lo que confirma el mecanismo de acción del ME. Resultados de eficacia similares fueron obtenidos en monos, en los que la recuperación del movimiento preciso de los dedos de la mano mejoró considerablemente.

Se trata de un gran avance pero requiere de mayores pruebas y autorizaciones para su utilización en Humanos. Para más información: MEDICOHOSPITALARIO.

Sé parte del cambio! comparte en redes: