Seleccionar página

Reclamaciones por Negligencia Médica en Casos de Ictus

El aumento de casos de ictus ha convertido esta afección en una amenaza creciente, y aunque los síntomas son más conocidos y fáciles de identificar, los accidentes cerebrovasculares siguen en aumento. Son la principal causa de muerte en mujeres, la primera en incapacidades en adultos y la segunda causa de demencia después del Alzheimer.

En España, se dan 120.000 ictus al año y provoca 27,000 muertes anuales, lo que lo convierte en la segunda causa de mortalidad. Se proyecta un aumento del 39% en las lesiones de ictus para 2035, lo que significa que uno de cada seis individuos experimentará un ictus en algún momento.

Aquí te explicamos cuándo reclamar y cómo buscar abogado.

¿Cómo Afecta un Ictus y Cuándo consideramos que hay una negligencia médica?

El ictus es un accidente cerebrovascular que varía en gravedad dependiendo del caso. El tiempo es crucial en el tratamiento del ictus. Cuanto más tiempo pase sin diagnóstico y tratamiento, mayor será el daño cerebral y las consecuencias para el paciente. Los síntomas comunes del ictus son dificultad para hablar, pérdida de fuerza en la mitad del cuerpo (un brazo, una pierna) entumecimiento inexplicable, dolor de cabeza intenso, visión alterada en un ojo y confusión.

La falta de diagnóstico ante los primeros síntomas en un ictus puede ser debido a una negligencia médica.

Tratamiento Efectivo para el Ictus: la Clave

La rapidez tanto en el diagnóstico como en el tratamiento es esencial en el desarrollo del ictus y la minimización de las lesiones cerebrales. La falta de diagnóstico o tratamiento adecuado puede tener graves consecuencias. El tiempo es crucial, y la negligencia médica puede ocurrir si no se proporciona atención médica inmediata o si no se siguen los protocolos adecuados.

Consecuencias de una Atención Inadecuada

El tiempo es esencial cuando se trata de un ictus. La atención médica deficiente puede resultar en discapacidad grave y permanente, que incluye la pérdida de habla, debilitamiento físico, pérdida de visión y disminución de la memoria y la función cognitiva. Las consecuencias devastadoras pueden surgir cuando no se diagnostica adecuadamente un ictus y no se proporciona el tratamiento necesario.

Negligencia en Casos de Ictus

Se considera negligencia en casos de ictus cuando un paciente experimenta un diagnóstico incorrecto o no recibe la atención y el tratamiento necesarios. La negligencia puede ocurrir debido al retraso en el apoyo médico, la falta de remisión a especialistas o la monitorización inadecuada de pacientes. Los profesionales médicos pueden no diagnosticar adecuadamente un ictus, impidiendo un tratamiento a tiempo y causando daños evitables.  

Reclamaciones e indemnizaciones por errores de diagnóstico de Ictus

Cada reclamación por negligencia médica es única y las compensaciones varían según la gravedad de las lesiones. Sin embargo, las reclamaciones por diagnóstico erróneo de ictus pueden implicar compensaciones significativas. Es crucial buscar asesoramiento legal en caso de sospecha de negligencia médica ya que tardar en solicitar ayuda puede dar al traste con nuestro caso e impedir el acceso a medios para la rehabilitación y recuperación del paciente.

Cómo actuar si sospechas que ha podido existir una negligencia.

Si has sido víctima de negligencia médica en casos de ictus, debes acudir de forma inmediata a un abogado especialista. en nuestra página podrás encontrar una guía para buscar abogado. Lo mejor que puedes hacer es contactar de inmediato y dejarlo en manos de un buen experto. 

Sé parte del cambio! comparte en redes: