Seleccionar página

Desde Ictus Cerebral, venimos reclamando los frecuentes casos de retrasos diagnósticos de ictus.

El clásico caso de negligencia médica del ictus al no derivar al neurólogo a los pacientes que presentan síntomas de alerta como la parálisis o pérdida de sensibilidad en un miembro, desviación de la comisura bucal, fuerte dolor de cabeza repentino, y otros.

Las altas hospitalarias sin control por parte de un neurólogo que impiden una medicación eficaz en casos de ictus.

Pero la noticia que aparece en La Voz de Galicia supera cualquier extremo, 15 días sin una prueba de imagen en un paciente con sospecha de Ictus, qué podemos esperar en una enfermedad cuya medicación es efectiva dependiendo del tiempo de aplicación.

Resulta sorprendente incluso sabiendo el problema de listas de espera que tiene la sanidad pública que se pueda tardar 15 días en realizar una resonancia.

Sé parte del cambio! comparte en redes: